acuerdos satisfactorios con mediacion

La Mediación es un procedimiento alternativo a la vía judicial mediante el cual una tercera persona, neutral e imparcial, ayuda a las partes en conflicto a gestionar el conflicto, restableciendo la comunicación entre las mismas y ayudando a las partes a generar soluciones para favorecer el alcance de un acuerdo mutuo que se ajuste a sus necesidades.

Las VENTAJAS de la mediación como método de resolución de conflictos son:

Ahorro de costes económicos y de tiempo
Es un procedimiento flexible, adaptado a las necesidades de las partes
Es voluntario, suponiendo una alternativa a la vía judicial

Las soluciones vienen dadas por las partes, no impuestas por un tercero
Sencillo y rápido
Favorece la comunicación y el dialogo, restableciendo las relaciones humanas rotas o deterioradas

Principios informadores:

VOLUNTARIEDAD: la mediación es voluntaria

Cuando exista un pacto por escrito que exprese el compromiso de someter a mediación las controversias surgidas o que puedan surgir, se deberá intentar el procedimiento pactado de buena fe, antes de acudir a la jurisdicción o a otra solución extrajudicial.

Ni el mediador ni los mediados están obligados a mantenerse en el procedimiento de mediación ni a concluir un acuerdo.

IGUALDAD DE CONDICIONES DE LAS PARTES

En el procedimiento de mediación se garantizará que las partes intervengan con plena igualdad de oportunidades, manteniendo el equilibrio entre sus posiciones y procurando en todo momento un empoderamiento igualitario entre ambos.

CONFIDENCIALIDAD

El procedimiento de mediación y la documentación utilizada en el mismo es confidencial. La obligación de confidencialidad se extiende al mediador y a las partes intervinientes de modo que no podrán revelar la información que hubieran podido obtener derivada del procedimiento,  salvo excepciones previstas en la ley.

AUSENCIA DE PODER

En toda la tramitación del procedimiento de mediación, el mediador será el responsable de que se cumplan los principios básicos que debe regir en toda mediación con respecto a las partes, con respecto al proceso y con respecto a terceros intervinientes si fuere necesaria su intervención; si bien, sobre las decisiones que vayan tomando las partes, el mediador tiene ausencia de poder, no asesora, ni juzga, sólo es un mero gestor del conflicto.

IMPARCIALIDAD

El mediador guardará fiel respeto hacia los puntos de vista  expresados por las partes en la mesa de mediación, sin que pueda actuar en perjuicio o interés de cualquiera de ellas.

NEUTRALIDAD

Las actuaciones de mediación se desarrollarán de forma que permitan a las partes en conflicto alcanzar por sí mismas un acuerdo de mediación, actuando el mediador con carácter multiparcial hacia las partes intervinientes.